EC499DBB 6771 4ED4 9F3A 91E5ED8184F0

12 vacio

José Steinsleger

Imaginemos a un luchador social de la izquierda europea, a quien sus médicos han diagnosticado pocos meses de vida. Digamos que corre 1920, nuestro personaje tiene 50 años, y desde jovencito ha sido militante socialista, soldado en la gran carnicería de la Primera Guerra Mundial, revolucionario en Rusia, y luego en las filas del proletariado alemán.

En suma, medio siglo peleando por los ideales de una revolución, tributaria de las ideas de Hegel y de Marx. O sea, con la certeza en la totalidad, y la convicción de que vale la pena luchar por un mundo más justo. Pero auscultemos algo más: los sentimientos del personaje, en sus días finales. ¿Cómo vislumbraba el porvenir? ¿Con optimismo o pesimismo?

Destaco dos puntos: 1) nuestro personaje se ha formado en las premisas del pensamiento universal, aunque con escasas herramientas conceptuales para entender el fenómeno del imperialismo en los países coloniales y semicoloniales; 2) año de 1920 y, en el por-venir, lo peor que viene en camino.

Subrayo pensamiento universal, ya que nuestras matrices conceptuales continúan siendo eurocéntricas o anglosajonas… Matrices que en América Latina (AL), sin mucha carga teórica, empezaron a fisurarse doctrinariamente con la Revolución Mexicana, el peronismo, la revolución cubana y el chavismo bolivariano.

Ahora bien. Como diría el gaucho Martín Fierro, “pido a los Santos del Cielo, que ayuden mi pensamiento (…) y aclaren mi entendimiento”. Porque no pienso (ahorita), divagar en torno al nacionalismo revolucionario, el reformismo, el marxismo-leninismo, o en los antisistémicos de abajo y a la izquierda. Ni recurrir al copioso menú de categorías de última generación (progresismo, populismo, posneoliberalismo, etcétera), que suelen ensayarse para diagnosticar la época que vivimos. Vayamos a los hechos.

Del vaso más vacío que lleno: 1) deliberada y criminal actitud del mundo libre, para dotar de vacunas contra el Covid a los países explotados; 2) avance de las ultraderechas europeas, que superan los delirios del nazifascismo histórico; 3) indignante fallo de un tribunal británico, en favor de la extradición de Julian Assange a Estados Unidos; 5) Cumbre por la Democracia (sic) convocada por Joe Biden, con la exclusión de lo que a su juicio son dictaduras, el reconocimiento de un payaso venezolano y…¡Taiwán! (¿?); 6) a cinco años de los acuerdos entre el gobierno de Colombia y las FARC, 292 guerrilleros firmantes de la paz y mil 270 líderes sociales asesinados; 7) posible triunfo del pinochetista José Antonio Kast, en el balotaje del domingo entrante.

Del vaso más lleno que vacío: 1) fracaso de la ultraderecha en Perú, para destituir al presidente Pedro Castillo; 2) triunfo de la izquierdista Xiomara Castro en las elecciones de Honduras; 3) ídem en Venezuela, donde han fracasado todas las embestidas de Washington y Colombia contra la revolución bolivariana; 4) formidable concentración del pueblo mexicano en el Zócalo de la Ciudad de México (¡Es un honor, estar con Obrador!); 5) poderosas movilizaciones en Bolivia contra los golpistas de ultraderecha; 6) ídem en Argentina, contra los planes de ajuste del FMI.

El optimismo o pesimismo dependerá, entonces, de la conciencia de cada ciudadano. Aunque los que parecen no tenerla son los que a pesar de sus Nobel, prestigio intelectual, artístico, etcétera, acaban de suscribir el infame llamado a detener la persecución del régimen (sic) contra los artistas cubanos, y la represión en la isla (sic). El arte debe estar libre de censura y represión en Cuba, y en cualquier otro lugar del mundo, concluyen.

Frente a tan insignes personalidades, podríamos ensayar una respuesta acorde con su nivel intelectual. Pero no me da la gana, y a 63 de la revolución cubana prefiero liberar el instinto primario: ¡hipócritas mentirosos!

Como fuere, luego de año y medio de pandemia global, flota por doquier la sensación de que el vaso que contiene las ansiedades del mundo, parece más vacío que lleno. Es lo que anuncian catastrofistas, conspiracionistas y paranoides con chapa, que navegan en las redes antisociales.

Y en sentido opuesto, los que ven el vaso más lleno que vacío. Apostando, con cauteloso optimismo, a que las cosas serán menos dramáticas, en comparación con el tenebroso porvenir que nuestro personaje imaginario no alcanzó a conocer, porque se murió.

e-max.it: your social media marketing partner

Carmona y Asociados Consultores

Captura de pantalla 2021 09 21 12.57.44

 

Contacto:

 [email protected]

 

Jose María Carmona

  • SOLIDARIDAD CON EL MAESTRO CARMONA PARA SU ATENCIÓN EN EL IMSS

     

    chema A  María Luisa Rodea Pimentel

    Delegada del  IMSS de Michoacán

    A los medios de comunicación.

    Al Lic. Alfredo Bedolla Ramírez.

    Gobernador Constitucional de  Michoacán de Ocampo  

    Por este

    Read More
  • LA ÚLTIMA ENTREGA

    chema José María Carmona

    Cuando se pierde la salud hay que ir en busca de ella, así es estimados lectores, esta es la última entrega para los medios que durante más

    Read More
  • LA CRISIS DEL CIDE Y LA FEVAQ

    chema José María Carmona

    El conflicto generado a partir de la imposición por parte de la directora del Conacyt María Elena Álvarez-Buylla como director del Centro de Investigación y Docencias Económicas

    Read More
  • LA ECONOMÍA MEXICANA EN CIFRAS Y LA 4T

    chema José María Carmona

    El pasado 1 de diciembre se cumplieron tres años del gobierno de López Obrador y de su proyecto de la 4T, en medio de un proceso de

    Read More
  • 1

gigapp x

Noticiero Respuesta (13:00 a 15:00)

Blog de Jose Maria Carmona

chema

 

 

Visitantes

24844145
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo
15152
11835
67182
21023655
225097
450086
24844145
Tu IP: 172.70.174.193
2022-05-20 09:25

Colaboradores Invitados..

  • 1

Economía..

  • 1

Informe Financiero Semanal..

  • 1