EC499DBB 6771 4ED4 9F3A 91E5ED8184F0

12 vacio

José Steinsleger

Imaginemos a un luchador social de la izquierda europea, a quien sus médicos han diagnosticado pocos meses de vida. Digamos que corre 1920, nuestro personaje tiene 50 años, y desde jovencito ha sido militante socialista, soldado en la gran carnicería de la Primera Guerra Mundial, revolucionario en Rusia, y luego en las filas del proletariado alemán.

En suma, medio siglo peleando por los ideales de una revolución, tributaria de las ideas de Hegel y de Marx. O sea, con la certeza en la totalidad, y la convicción de que vale la pena luchar por un mundo más justo. Pero auscultemos algo más: los sentimientos del personaje, en sus días finales. ¿Cómo vislumbraba el porvenir? ¿Con optimismo o pesimismo?

Destaco dos puntos: 1) nuestro personaje se ha formado en las premisas del pensamiento universal, aunque con escasas herramientas conceptuales para entender el fenómeno del imperialismo en los países coloniales y semicoloniales; 2) año de 1920 y, en el por-venir, lo peor que viene en camino.

Subrayo pensamiento universal, ya que nuestras matrices conceptuales continúan siendo eurocéntricas o anglosajonas… Matrices que en América Latina (AL), sin mucha carga teórica, empezaron a fisurarse doctrinariamente con la Revolución Mexicana, el peronismo, la revolución cubana y el chavismo bolivariano.

Ahora bien. Como diría el gaucho Martín Fierro, “pido a los Santos del Cielo, que ayuden mi pensamiento (…) y aclaren mi entendimiento”. Porque no pienso (ahorita), divagar en torno al nacionalismo revolucionario, el reformismo, el marxismo-leninismo, o en los antisistémicos de abajo y a la izquierda. Ni recurrir al copioso menú de categorías de última generación (progresismo, populismo, posneoliberalismo, etcétera), que suelen ensayarse para diagnosticar la época que vivimos. Vayamos a los hechos.

Del vaso más vacío que lleno: 1) deliberada y criminal actitud del mundo libre, para dotar de vacunas contra el Covid a los países explotados; 2) avance de las ultraderechas europeas, que superan los delirios del nazifascismo histórico; 3) indignante fallo de un tribunal británico, en favor de la extradición de Julian Assange a Estados Unidos; 5) Cumbre por la Democracia (sic) convocada por Joe Biden, con la exclusión de lo que a su juicio son dictaduras, el reconocimiento de un payaso venezolano y…¡Taiwán! (¿?); 6) a cinco años de los acuerdos entre el gobierno de Colombia y las FARC, 292 guerrilleros firmantes de la paz y mil 270 líderes sociales asesinados; 7) posible triunfo del pinochetista José Antonio Kast, en el balotaje del domingo entrante.

Del vaso más lleno que vacío: 1) fracaso de la ultraderecha en Perú, para destituir al presidente Pedro Castillo; 2) triunfo de la izquierdista Xiomara Castro en las elecciones de Honduras; 3) ídem en Venezuela, donde han fracasado todas las embestidas de Washington y Colombia contra la revolución bolivariana; 4) formidable concentración del pueblo mexicano en el Zócalo de la Ciudad de México (¡Es un honor, estar con Obrador!); 5) poderosas movilizaciones en Bolivia contra los golpistas de ultraderecha; 6) ídem en Argentina, contra los planes de ajuste del FMI.

El optimismo o pesimismo dependerá, entonces, de la conciencia de cada ciudadano. Aunque los que parecen no tenerla son los que a pesar de sus Nobel, prestigio intelectual, artístico, etcétera, acaban de suscribir el infame llamado a detener la persecución del régimen (sic) contra los artistas cubanos, y la represión en la isla (sic). El arte debe estar libre de censura y represión en Cuba, y en cualquier otro lugar del mundo, concluyen.

Frente a tan insignes personalidades, podríamos ensayar una respuesta acorde con su nivel intelectual. Pero no me da la gana, y a 63 de la revolución cubana prefiero liberar el instinto primario: ¡hipócritas mentirosos!

Como fuere, luego de año y medio de pandemia global, flota por doquier la sensación de que el vaso que contiene las ansiedades del mundo, parece más vacío que lleno. Es lo que anuncian catastrofistas, conspiracionistas y paranoides con chapa, que navegan en las redes antisociales.

Y en sentido opuesto, los que ven el vaso más lleno que vacío. Apostando, con cauteloso optimismo, a que las cosas serán menos dramáticas, en comparación con el tenebroso porvenir que nuestro personaje imaginario no alcanzó a conocer, porque se murió.

e-max.it: your social media marketing partner

Carmona y Asociados Consultores

Captura de pantalla 2021 09 21 12.57.44

 

Contacto:

 geracarmona@gmail.com

 

Jose María Carmona

  • LA REBELIÓN DE LOS DISCAPACITADOS

    chema José María Carmona

    El próximo día 3 de diciembre se celebra el Día Internacional   de la Discapacidad, en esa fecha la Organización de las Naciones Unidas, aprobó la Convención de

    Read More
  • TRIUNFO DEMOCRÁTICO CIUDADANO Y LA DERROTA DE AMLO

    chema José María Carmona

    La marcha por la democracia del pasado 13 de noviembre bajo el lema: “el INE no se toca”, fue un triunfo democrático de la sociedad civil; miles

    Read More
  • DE LA REFORMA A LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA

    chema José María Carmona

     Antes de desarrollar esta entrega, es necesario precisar que es desarrollada por un conjunto de categorías políticas de carácter marxista, que a lo largo de cuarenta y

    Read More
  • LA REFORMA DEMOCRÁTICA POLÍTICA ELECTORAL QUE NECESITAMOS

    chema José María Carmona

    La propuesta de López Obrador  de reforma político-electoral tiene muchos aspectos de debate, el cual ya se convirtió en nacional. El objetivo principal de esta reforma es

    Read More
  • 1

gigapp x

Noticiero Respuesta (13:00 a 15:00)

Blog de Jose Maria Carmona

chema

 

 

Visitantes

28218943
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo
27629
26409
82436
24282524
642358
554223
28218943
Tu IP: 3.235.180.193
2022-11-29 22:39

Colaboradores Invitados..

  • 1

Economía..

  • 1

Informe Financiero Semanal..

  • 1