El fantasma de Franco

José Cueli

En España, este otoño torero sin sangre, el sol lumbre irreal y dorado, color naranja atoronjada, se cachondea sobre sus montañas verdeadas y remata detrás de las caderas de sus mujeres en las playas y piscinas, al vivirse una época electoral convulsionada, libertad sexual y búsqueda de placer, mientras las plazas de toros, templos del toreo y religión ligada a la lengua católica son figuras de museo propias para turistas.

Entre catalanes y vascos separatistas y varios partidos políticos buscando el poder, el Partido Socialista Obrero Español lo tendrá algo más que complicado. Ha aparecido Vox, partido neofascista que adquiere simpatías día a día.

El fantasma de Francisco Franco, el dictador de España ligado a Vox en el espacio. Un visitante intempestivo que coloca el acento en la búsqueda del regreso de la ideología del general fascista.

Es para pensarse si Vox es la vertiente moderna del franquismo. Desde el traslado de sus restos en el Valle de los Caídos con su cripta particular ha agitado el sentir de muchos españoles.

Jacques Derrida, filósofo francés, aconsejaba aprender a vivir con los muertos, con los fantasmas, porque son esos otros los visitantes intempestivos del pasado e incluso los que todavía no han llegado y se aproximan. La existencia de los fantasmas se da en un tiempo out of joint en el sentido hamletiano del tiempo fuera de sus goznes, semejante a lo que acontece con los sueños que no corren paralelos al tiempo lineal. Parte de nuestra existencia cotidiana, en el sueño, correría out of joint, acogería a cuanto fantasma acudiese al encuentro del sueño.

Ese out of joint del tiempo nos compete, nos pertenece, nos atraviesa en tanto seres para la muerte. No se puede seguir negando la ‘‘presencia en ausencia” de los fantasmas después de discursos como los de Sigmund Freud y Derrida. El tiempo es también ese otro tiempo. El tiempo out of joint convoca al espectro.

Pero, ¿cuál es en realidad el legado de los fantasmas? Pareciera que el legado atraviesa por ese discurso inconsciente desde donde el fantasma retorna una y otra vez.

El calor de España en este noviembre es nostalgia de otros otoños sangrientos que eran gemidos que iban de la sombra tempranera al sol de la tarde, translúcidos de muslos rojos y sollozos amarillos, penas verdes y pieles temblorosas, donde el amor en revelación, subterráneo tacto de lamentos y murmullos impregnados de idealidad que hablaban de muertes. El fantasma de la Guerra Civil, traumática como ninguna. Que seguirá dividiendo a los nuevos españoles.

e-max.it: your social media marketing partner

Jose María Carmona

  • POR EL FRACASO ANTE LA PANDEMIA, FUERA LOPEZ-GATELL

    chema José María Carmona

    La estrategia para enfrentar la pandemia del Coronavirus por parte del gobierno de López Obrador a resultado un fracaso porque consiste en instrumentar el sistema centinela y

    Read More
  • EL T-MEC UN NUEVO ESLABÓN EN LA CADENA DE DEPENDENCIA ECONÓMICA.

    chema José María Carmona

    El pasado primero de julio entro en vigor el nuevo Tratado México Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con ello se inaugura una nueva fase de las complejas

    Read More
  • PERVERSIDAD POLÍTICA

    chema José María Carmona

    El gobierno de López Obrador atraviesa una profunda crisis en tres ámbitos, una crisis económica de magnitud  jamás imaginada, la crisis sanitaria y la de seguridad pública.

    Read More
  • EN DEFENSA DEL CONAPRED

    chema José María Carmona

    Al que escribe, se encuentra indignado por el asunto del Consejo Nacional para Prevenir  la Discriminación en México que es un organismo dependiente de la secretaría de

    Read More
  • 1

gigapp x

Noticiero Respuesta (13:00 a 15:00)

Blog de Jose Maria Carmona

chema

 

 

Visitantes

14926570
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo
35240
15489
50729
11071392
244289
487217
14926570
Tu IP: 173.245.54.152
2020-07-14 22:13

Colaboradores Invitados..

  • 1

Economía..

  • 1

Informe Financiero Semanal..

  • 1